domingo, 8 de febrero de 2015

Rosquillas de anís

El otro día tomando un café nos pusieron unas rosquillas que estaban muy buenas, así que me entraron ganas de  hacerlas.
Ya os he dicho que mi madre no hacía  postres y yo tampoco soy de hacer muchos, así que nunca he visto hacer rosquillas y ésta es la primera vez que yo me atrevo a hacerlas, no os voy a decir que son difíciles de hacer, es más son sencillas, pero por ser la primera vez me ha costado un poco, con  la práctica me saldrán mejor seguro.


Ingredientes:
3 huevos                        
100 gramos de azúcar
400 gramos de harina 
12 gramos de levadura Royal          
50 ml de aceite    
30 ml de anís          
50 ml leche            
Ralladura de limón 

Preparación según la receta original:
En una fuente se ponen los huevos con el azúcar, se bate fuerte hasta que esté cremoso. Se incorpora el aceite, la leche y la copa de anís, luego la  harina con la levadura y la ralladura de limón. Se mezcla bien hasta dejar una masa fina, se deja reposar al fresco durante una hora. Se corta con un vaso y un dedal, se fríen en abundante aceite echándole azúcar por encima.

Aclaraciones a la receta:
La cantidad de harina es orientativa, hay que incorporar tanta como sea necesaria hasta que la masa no se nos pegue a los dedos y podamos manejarla bien, se deja reposar tapado una hora en la nevera por lo menos.
A mi lo de hacer las rosquillas con el vaso y el dedal me parecía un poco complicado, así que hice bolas y les hice un agujero en el medio, es un poco mas cutre pero el resultado es el mismo.
Para freírlas utilizar mejor aceite de girasol no demasiado caliente para que no se quemen por fuera.
Y listas para disfrutar con un café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada